Salud mental de los jóvenes

PREOCUPACIÓN POR LA SALUD MENTAL DE LOS JÓVENES

por | Feb 3, 2024 | 0 Comentarios

En los últimos años, la salud mental de los jóvenes se ha convertido en un tema de creciente preocupación a nivel mundial. La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que uno de cada siete jóvenes de 10 a 19 años padece algún trastorno mental.

La enfermedad mental se presenta cada vez más temprano en los jóvenes y puede persistir a lo largo de la vida. Las tasas de enfermedad mental están creciendo más rápido entre los jóvenes de 18 a 25 años que en el resto de la población adulta.

Además, muchos hospitales pediátricos han reportado un incremento del 100% en las admisiones por problemas de salud mental, y de más del 200% en las admisiones por consumo de sustancias e intentos de suicidio. También se ha constatado que el 70% de los niños y jóvenes han señalado que la pandemia ha afectado su salud mental.

Sin duda, estos datos son alarmantes y evidencian la necesidad de abordar la salud mental de los jóvenes de manera holística. 


CAUSAS DE LOS PROBLEMAS DE SALUD MENTAL EN LA JUVENTUD


Los problemas de salud mental en la juventud tienen causas diversas y complejas, que dependen de factores individuales, familiares, sociales y ambientales. Sin ánimo de querer abordar la complejidad causal de estos problemas mentales, sí que vamos a proponer los que, en nuestra opinión, son factores que se encuentran en el origen de esta pandemia:

La dieta y la nutrición

La alimentación tiene un impacto directo en el funcionamiento del cerebro y el estado de ánimo. Una dieta equilibrada y saludable puede prevenir o mejorar algunos trastornos mentales como la depresión, la ansiedad o el déficit de atención. Por el contrario, una dieta pobre en nutrientes, rica en azúcares, grasas trans o aditivos puede empeorar la salud mental de los jóvenes.

La falta de sueño

Los adolescentes necesitan dormir mucho. Se ha demostrado que la falta de sueño puede afectar seriamente a la salud mental (tanto la de los jóvenes como la de los adultos). Los problemas de sueño pueden ser un indicador de futuras depresiones.

Disrupción del ritmo circadiano

Tenemos un reloj biológico que regula los diferentes ciclos o ritmos fisiológicos y psicológicos. Uno de esos ciclos es el llamado ritmo circadiano, que se sincroniza con la luz solar y otros factores ambientales. Puede alterarse por hábitos de vida como el horario de sueño y alimentación, la composición de la dieta, el estrés o el uso de dispositivos electrónicos. Estas alteraciones pueden afectar al apetito, al metabolismo, al estado de ánimo y a la autoestima.

Falta de actividad física

Nuestros jóvenes son cada vez mas sedentarios. La falta de ejercicio afecta a su esfera psicoemocional y, en particular, a su estado de ánimo porque se reducen los niveles de ciertos neurotransmisores cerebrales, aumenta el estrés oxidativo y la inflamación crónica. 

Problemas de salud mental de los jóvenes


El escaso o nulo contacto con la naturaleza

El poco conocido trastorno por déficit de naturaleza, que incluye la escasa exposición al sol, podría estar asociado con algunos problemas mentales entre los jóvenes, especialmente los relacionados con el estrés, la ansiedad, la depresión y el déficit de atención.

La tecnología y la era digital

El uso excesivo de las redes sociales, los videojuegos, la exposición a contenidos violentos o inapropiados y la presión por mantener una imagen idealizada pueden generar estrés, ansiedad, baja autoestima, aislamiento y adicciones en los jóvenes.

También existen otros factores involucrados en el empeoramiento creciente de la salud mental de los jóvenos, como son el estilo de crianza y factores sociales y del entorno. 


SOLUCIONES NATURALES PARA MEJORARLA SALUD MENTAL DE LOS JÓVENES


El tratamiento de los problemas de salud mental depende del tipo de enfermedad mental, su gravedad y lo que funcione mejor para el individuo. En muchos casos, una combinación de tratamientos es la más efectiva. Los tratamientos tradicionales incluyen medicamentos y psicoterapia. Lo importante es encontrar lo que mejor se adapte a cada persona y situación, y combinarlo con un tratamiento profesional adecuado. Existen también algunos tratamientos complementarios que pueden ayudar a mejorar la salud mental de forma natural, tales como:

La actividad física

La actividad física regular puede tener múltiples beneficios para la salud mental, como liberar endorfinas, mejorar el ánimo, la autoestima y la confianza, prevenir el deterioro cognitivo, y favorecer el sueño y la relajación. Se recomienda hacer al menos 150 minutos de actividad física moderada a la semana, o 75 minutos de actividad física intensa, o una combinación de ambas.

La alimentación

Lo que comemos tiene un impacto directo en el funcionamiento del cerebro y el estado de ánimo. Una dieta equilibrada y saludable puede prevenir o mejorar algunos trastornos mentales como la depresión, la ansiedad o el déficit de atención. Por el contrario, una dieta pobre en nutrientes, rica en azúcares, grasas o aditivos puede empeorar la salud mental. Algunos alimentos que pueden beneficiar la salud mental son las frutas, las verduras, los cereales integrales, las legumbres, los frutos secos, el pescado azul, el chocolate negro, el té verde, etcétera.

Fitoterapia

Existen plantas medicinales que pueden ayudar a la relajación, el equilibrio emocional y el alivio de algunos síntomas de los trastornos mentales, como la melisa, la valeriana, la pasiflora y la tila. También tienen gran potencial las plantas llamadas adaptógenas, como la rodiola y la ashwagandha, entre otras. Estas plantas se pueden tomar en forma de infusiones, cápsulas, tinturas o aceites esenciales, siempre bajo la supervisión de un profesional de la salud.

Problemas mentales de la juventud


Suplementos alimenticios

Existen múltiples opciones, pero destacamos 3 suplementos. Los ácidos grasos Omega-3, que tienen propiedades antiinflamatorias y antioxidantes, y participan en la formación de las membranas celulares del cerebro y los neurotransmisores. La N-acetilcisteína (NAC), un potente antioxidante que también modula los niveles de glutamato, un neurotransmisor implicado en el aprendizaje, la memoria y la regulación del estado de ánimo. Y, por último, el Magnesio, un mineral que participa en más de 300 reacciones enzimáticas en el organismo, incluyendo la síntesis de proteínas, el transporte de energía y la transmisión nerviosa.

El contacto con la naturaleza y los amigos

Estar en contacto con la naturaleza y los amigos puede mejorar la salud mental al proporcionar un espacio de desconexión, relajación, disfrute y apoyo social. La naturaleza, incluyendo la luz solar, puede ayudar a reducir el estrés, la presión arterial, el ritmo cardíaco y los niveles de cortisol, y aumentar la atención, la creatividad y la felicidad. Los amigos pueden ofrecer una red de apoyo emocional, afectivo y práctico, que puede ayudar a afrontar los problemas, compartir las alegrías y fomentar el sentido de pertenencia y autoestima.

La meditación

Dedicar tiempo en tu día a día a realizar meditación puede ayudarte a fortalecer tu salud mental, reducir el estrés, la ansiedad y la depresión, y aumentar la autoconciencia y la compasión. Hay diferentes tipos de meditación, como la mindfulness o la que se hace durante el yoga, que pueden adaptarse a tus preferencias y necesidades.

Sincronización del reloj biológico 

Lee nuestro artículo sobre Cronobiología, la ciencia de los ritmos biológicos y aprende cómo poner en hora el reloj biológico [Aquí]. 


CONCLUSIÓN


El aumento de los problemas de salud mental de los jóvenes requiere nuestra atención. Comprender las causas subyacentes y explorar una variedad de tratamientos, incluyendo los enfoques alternativos, es esencial para abordar este problema de manera efectiva. Asegurémonos de que nuestros jóvenes tengan el apoyo y los recursos que necesitan para prosperar.


REFERENCIAS CIENTÍFICAS


Salud mental de niños y adolescentes [Aquí]. 

Problemas de salud mental entre los jóvenes [Aquí]. 

Uso de medicinas complementarias y alternativas entre niños con problemas de salud mental [Aquí]. 

Asociación entre la exposición a la luz solar y la salud mental [Aquí]. 

Papel de la actividad física en la salud mental y el bienestar. [Aquí]. 

Alteración circadiana y salud mental [Aquí].

Nutrición y salud mental [Aquí]. 

Plantas medicinales utilizadas para el tratamiento de la ansiedad, la depresión o el estrés [Aquí]. 

Teléfonos inteligentes, uso de redes sociales y salud mental juvenil [Aquí]. 

Sobre Frank Pérez

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


¡ÚNETE A LA  COMUNIDAD!

Desbloquea un mundo de conocimientos y recursos gratuitos ¡A qué estás esperando!

No te pierdas ninguna novedad. Obtén acceso exclusivo a contenido de calidad, descuentos especiales en nuestros cursos y eventos, así como información sobre las últimas tendencias en el ámbito de la salud.

¡Únete ahora a nuestra comunidad de aprendizaje en línea y conseguirás nuestro ebook totalmente gratuito sobre naturopatía y homeopatía! ¡No te lo pierdas!