La rodiola, el secreto de los vikingos

LA RODIOLA, EL SECRETO DE LOS VIKINGOS

por | Oct 3, 2023 | 0 Comentarios

Incontables historias, mitos y leyendas han llegado a nuestro tiempo sobre la Rodiola. Los guerreros vikingos la tomaban cuando se encaminaban al combate, y los cazadores antes de las expediciones de caza. Pueblos del norte de Europa y Siberia y Norteamérica la han usado durante miles de años para incrementar la resistencia y fortaleza física y mental.

No hace tanto tiempo que la comunidad científica comenzó a prestar atención a la rodiola. Durante siglos su rizoma había sido empleado por la medicina tradicional de distintas partes del mundo por sus propiedades vigorizantes, para aumentar la resistencia física y la resistencia general a las condiciones climáticas adversas.

Los primeros estudios científicos sobre la rhodiola fueron encargados por el Departamento de Defensa de la Unión Soviética al investigador ruso Nicholai Lazarev a finales de los años 40. Fue considerada por este científico como una planta adaptógena. Más recientemente, los estudios se han multiplicado.

En este artículo te contamos las principales maravillas por las que los vikingos emplearon esta planta y algunas más. 


QUÉ ES LA RODIOLA


La Rodiola es una planta herbácea perenne, también llamada como raíz de rosa, raíz ártica y raíz dorada. De nombre científico Sedum roseum (L.) Scop., es más conocida por su nombre botánico Rhodiola rosea.

Es nativa de los lugares más fríos del hemisferio norte. Crece espontáneamente en las regiones árticas euroasiáticas y en sus cadenas montañosas, así como en las Montañas Rocosas de Norteamérica.


USOS TRADICIONALES


Las farmacopeas tradicionales rusa, sueca y francesa atribuyen a la Rodiola propiedades vigorizantes. En estos países se ha utilizado la planta desde hace siglos para mejorar la fuerza y la resistencia física. Los suecos, en particular, aseguran que la fuerza y resistencia de los VIKINGOS se debía al consumo de preparados a base de Rodiola.

Las poblaciones originarias de Siberia también la emplean desde hace milenios. Dicen que quien tome habitualmente té de rhodiola vivirá más de 100 años.

La medicina tibetana recomienda la rodiola para diversos problemas pulmonares, desde las infecciones respiratorias hasta el asma y la tuberculosis.

Por su parte, la medicina tradicional china la indica el tratamiento de todo tipo de problemas de salud. Cabe destacar su aplicación para.

  • Incrementar el Qi (energía vital).
  • Desbloquear los vasos sanguíneos.
  • Mejorar la función cognitiva.
  • Reducir los síntomas del asma.

 

Rodiola, el secreto de los vikingos



COMPOSICIÓN QUÍMICA


En el rizoma de la Rhodiola rosea se concentran los principales componentes con actividad biológica. Se han aislado compuestos como fenilpropanoides, flavonoides, monoterpenos, triterpenos, ácidos fenólicos, aceites esenciales y derivados del fenietanol.

Los principios activos a los que se atribuyen las propiedades medicinales son la Rosavina (fenilpropanoide) y el Salidrosido (feniletanol).


PARA QUÉ SIRVE LA RODIOLA


La Agencia Europea del Medicamento (EMA) acepta el uso tradicional de la planta para el tratamiento sintomático de la astenia, fatiga y debilidad. Pero la actividad medicinal de la rodiola es mucho más amplia, de acuerdo con la evidencia científica disponible.

A continuación, te contamos las principales acciones beneficiosas de esta maravillosa planta.


PROPIEDADES DE LA RODIOLA EN EL RENDIMIENTO DEPORTIVO


Los estudios científicos han demostrado que la suplementación con rodiola durante 4 semanas se traduce en mejoras en la fuerza muscular, la velocidad, el tiempo de reacción y la atención. Los vikingos lo sabían muy bien y, en la actualidad, los deportistas la han convertido en un célebre ergogénico.

En otros estudios, cuando se sometía a los participantes a ejercicios extenuantes y de alta intensidad, se ha observado:

  • Reducción de los niveles de ácido láctico y el daño muscular.
  • Disminución de la fatiga y acortamiento del tiempo de recuperación.
  • Efecto antiinflamatorio y protector de la musculatura durante el esfuerzo intenso.


Se ha descrito también que mejora la progresión en el rendimiento deportivo. Principalmente en pruebas de resistencia. Quienes consumen rodiola no sólo perciben una menor sensación de fatiga, sino que obtienen mejores tiempos en las pruebas deportivas


ACCIÓN ANTIFATIGA Y MEJORAS COGNITIVAS


Los vikingos necesitaban mantener la resistencia física y la agudeza mental durante las campañas bélicas. Pues bien, múltiples estudios demuestran que la rodiola reduce la fatiga relacionada con el estrés, al mismo tiempo que induce significativas mejoras en el rendimiento cognitivo, sobre todo, en la capacidad de concentración.

En un ensayo se administró extracto de la planta a estudiantes durante 20 días. Se observó un incremento del rendimiento físico y mental. Al mismo tiempo los participantes informaron de una reducción notable de la fatiga.

Otros estudios han reflejado mejoras significativas en las funciones cerebrales cognitivas y perceptivas, mermadas por la fatiga, tales como el cálculo, capacidad de concentración, memoria a corto plazo, pensamiento asociativo y velocidad de percepción audiovisual.

 

Rodiola para la fatiga física y mental



RODIOLA PARA LOS TRASTORNOS DEL ESTADO DE ÁNIMO Y LA ANSIEDAD


Distintos ensayos clínicos han demostrado que la rodiola es eficaz frente a la depresión leve/moderada. Además, mejora significativamente los síntomas asociados, como el insomnio, la inestabilidad emocional y la somatización.

Incluso es tan eficaz como la sertralina en la reducción de los síntomas depresivos leves/moderados. Eso sí, sin ningún tipo de efecto secundario adverso.

La razón de la actividad antidepresiva de la rodiola podría residir en su capacidad de restaurar los niveles de la serotonina a través de la inhibición de la enzima monoamino oxidasa (MAO). Como resultado, disminuye la degradación de la serotonina y aumenta su concentración en el cerebro y el sistema límbico.

La rhodiola también incrementa los niveles de serotonina facilitando el transporte cerebral de sus precursores metabólicos (triptófano y 5-HTP).

También existe evidencia de que esta maravillosa planta podría ser útil para aliviar de forma significativa los síntomas de pacientes con Trastorno de Ansiedad Generalizada.


PROTEGE EL CORAZÓN


Se sabe que el estrés crónico induce la liberación de catecolaminas y AMPc, que se acumulan en el músculo cardíaco (miocardio) y acaban dañándolo.

La rodiola posee la capacidad de limitar la liberación de esos compuestos en el miocardio. Gracias a esta actividad, la planta reduce la incidencia de arritmias asociadas con el estrés y de otras enfermedades cardíacas.


EFECTO ANTIOXIDANTE, ANTIINFLAMATORIO = NEUROPROTECCIÓN

En estudios llevados a cabo en seres humanos se ha observado que la rodiola, gracias a su actividad antioxidante, previene el daño de la membrana plasmática neuronal inducido por los radicales libres.

Los investigadores han sugerido un potencial efecto terapéutico frente a las enfermedades neurodegenerativas, gracias a su potencial antioxidante junto a su demostrada actividad antiinflamatoria.


ANTIASMÁTICO


Tanto la medicina tradicional tibetana como la china emplean esta maravillosa planta para el tratamiento del asma. Pues bien, los hallazgos demuestran que la raíz dorada atenúa la respuesta inflamatoria y, por tanto, podría ser útil en el tratamiento del asma.


REFERENCIAS CIENTÍFICAS


Agne Kucinskaite,
Vitalis BriedisArūnas Savickas. (2004). Experimental analysis of therapeutic properties of Rhodiola rosea L. and its possible application in medicine. [Aquí]

A Parisi, E TranchitaG Duranti, et Al. (2010). Effects of chronic Rhodiola Rosea supplementation on sport performance and antioxidant capacity in trained male: preliminary results. [Aquí]. 

Erik M Olsson, Bo von SchéeleAlexander G Panossian. (2009). A randomised, double-blind, placebo-controlled, parallel-group study of the standardised extract shr-5 of the roots of Rhodiola rosea in the treatment of subjects with stress-related fatigue. [Aquí].

Daphne van Diermen, Andrew MarstonJuan Bravo, et Al. (2009). Monoamine oxidase inhibition by Rhodiola rosea L. roots. [Aquí].

Alexander Bystritsky, Lauren KerwinJamie D Feusner (2008). A pilot study of Rhodiola rosea (Rhodax) for generalized anxiety disorder (GAD). [Aquí]. 

Sobre Frank Pérez

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


¡ÚNETE A LA  COMUNIDAD!

Desbloquea un mundo de conocimientos y recursos gratuitos ¡A qué estás esperando!

No te pierdas ninguna novedad. Obtén acceso exclusivo a contenido de calidad, descuentos especiales en nuestros cursos y eventos, así como información sobre las últimas tendencias en el ámbito de la salud.

¡Únete ahora a nuestra comunidad de aprendizaje en línea y conseguirás nuestro ebook totalmente gratuito sobre naturopatía y homeopatía! ¡No te lo pierdas!