Exfoliante casero de piña y miel

EXFOLIANTE CASERO DE PIÑA Y MIEL: TU RECETA NATURAL PARA UNA PIEL RADIANTE

por | Feb 29, 2024 | 0 Comentarios

Si buscas una piel suave, sedosa, radiante, luminosa y saludable, el exfoliante casero de piña y miel te dará resultados que no hubieses imaginado.

De hecho, entre las diversas prácticas que prometen este resultado, la exfoliación se erige como un ritual fundamental. Y qué mejor que la exfoliación casera libre de químicos y productos que pueden ser agresivos para la piel.

En este artículo te explicamos los beneficios de la exfoliación facial, las bondades del exfoliante natural de piña y miel y cómo prepararlo y la forma en que debes aplicarlo para unos resultados óptimos.


LA EXFOLIACIÓN FACIAL: UN RITUAL DE RENOVACIÓN CUTÁNEA


Aproximadamente, cada 28 días se produce la renovación celular de la piel, es decir, el cambio de las células muertas por otras nuevas. Pero esto proceso no siempre ocurre como debería.

Existen múltiples factores que impiden que retrasan el reemplazo de células y que impiden que la piel absorba nutrientes y se oxigene. Con el tiempo, esta alteración trae consigo una piel apagada, con falta de luminosidad, una textura áspera y falta de belleza.

Por ello, la exfoliación es un ritual tan beneficioso como necesario.

La exfoliación es el proceso de eliminar las células muertas de la piel. Esta práctica no solo proporciona beneficios cosméticos, como mayor brillo y suavidad, sino que también mejora la salud de la piel:

  • Ayuda a prevenir el bloqueo de los poros.
  • Combate el acné, las espinillas y puntos negros.
  • Promueve la renovación celular de la piel.
  • Tonifica la piel.
  • Favorece la microcirculación sanguínea, lo que contribuye a una tez más radiante y uniforme.

 

Exfoliante casero de piña y miel


TIPOS DE EXFOLIANTES


Existen tres tipos, principalmente, de exfoliantes.

Los exfoliantes mecánicos que contienen gránulos, más o menos duros, dependiendo de los compuestos, y su efecto se basa en la abrasión que se ejerce sobre la piel.

Los exfoliantes químicos que suelen ser un poco agresivos por los productos químicos que se utilizan.

Exfoliantes enzimáticos. En este grupo se incluye nuestro exfoliante de piña y miel.


LAS PROPIEDADES DE LA PIÑA PARA LA PIEL


La piña, una fruta tropical exquisita, no solo es deliciosa para el paladar, sino que también ofrece una serie de beneficios para la piel tanto por vía interna como tópica. En nuestro caso, usaremos la piña por vía externa (tópica), aunque si la consumes, los beneficios para tu piel serán aún mayores.

Rica en vitamina C y enzimas como la bromelina, la piña posee propiedades antioxidantes y antiinflamatorias que pueden ayudar a reducir la inflamación y combatir los signos del envejecimiento.

La bromelina contribuye a una exfoliación enzimática suave y natural al disolver las células muertas de la piel, dejándola suave y renovada.

Favorece la circulación de la sangre, haciendo que las células de la dermis reciban un mayor aporte de oxígeno y nutrientes y, por tanto, nuestro cutis luzca más fresco y limpio.

Otro de los usos que se le da a la piña es muy conocido: como aclarador natural de la piel. Permite blanquear tu dermis, reduciendo así las manchas, las cicatrices o las zonas oscurecidas.


VIRTUDES DE LA MIEL PARA UNA PIEL RESPLANDECIENTE


La miel es un ingrediente de belleza conocido desde la antigüedad por sus poderosas propiedades hidratantes, antibacterianas, antioxidantes y antiinflamatorias.

Su capacidad para retener la humedad ayuda a mantener la piel hidratada y suave, mientras que sus propiedades antibacterianas pueden ayudar a combatir el acné y otras afecciones cutáneas.

Además, los antioxidantes presentes en la miel ayudan a proteger la piel del daño causado por los radicales libres, contribuyendo así a que luzca más joven y radiante.

Eso sí, para obtener estos beneficios, debes asegurarte de que la miel sea de calidad. Dentro de la industria de la miel existen muchísimos engaños.

 

Exfoliante natural de piña y miel


RECETA DE EXFOLIANTE CASERO DE PIÑA Y MIEL


Ahora sí. Prepárate para experimentar los beneficios de la piña y la miel en tu piel.

Aquí tienes una sencilla receta para un exfoliante casero que dejará tu piel radiante.


Ingredientes


3 cucharadas de pulpa de piña.

1 cucharada de miel ecológica.


Instrucciones


El modo de preparación no tiene ningún secreto. El exfoliante casero de piña y miel se elabora con facilidad en unos minutos.

1️⃣ Tritura la piña hasta conseguir que tenga textura de puré.

2️⃣ En un tazón pequeño, mezcla la piña triturada con la miel hasta obtener una pasta homogénea.

3️⃣ Limpia tu rostro con agua tibia. No lo seques, porque la piel debe estar humedecida.

4️⃣ Aplica la mezcla de piña y miel sobre tu rostro, evitando la zona sensible del contorno de los ojos.

5️⃣ Masajea suavemente la piel con movimientos circulares durante uno o dos minutos, centrándote en las áreas más propensas a la acumulación de células muertas.

6️⃣ Deja la mezcla en tu piel durante 10 minutos para permitir que los nutrientes, fitoquímicos y las enzimas hagan su efecto.

7️⃣ Enjuaga con abundante agua tibia y seca tu rostro con palmaditas suaves.

8️⃣ Aplica tu crema hidratante natural habitual para sellar la humedad.

Ten en cuenta que cualquier tratamiento facial y las cremas hidratantes y antiedad funcionan muchísimo mejor en una piel exfoliada, pues sus principios activos pueden penetrar en ella por completo.


MODO DE USO DEL EXFOLIANTE CASERO


Puedes utilizar este exfoliante casero de piña y miel una o dos veces por semana, dependiendo de tu tipo de piel y de cómo responda a la exfoliación.

Si tienes una piel grasa, puedes aplicar este exfoliante facial casero 1-2 veces a la semana. Si tienes una piel seca, la frecuencia de uso debe reducirse a 1 vez cada 2 semanas.

⚠️ Recuerda siempre realizar una prueba en una pequeña área de tu piel antes de aplicar cualquier producto nuevo, aunque sea natural, especialmente si tienes la piel sensible o propensa a las alergias.

La exfoliación es importantísima en tu rutina de cuidado de la piel. Y con ingredientes naturales, como la piña y la miel, evitarás químicos tóxicos y disfrutarás de los beneficios de una piel radiante y saludable desde la comodidad de tu hogar. ¡Prueba esta receta de exfoliante casero y deja que tu piel brille con una nueva luminosidad!

Sobre Frank Pérez

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


¡ÚNETE A LA  COMUNIDAD!

Desbloquea un mundo de conocimientos y recursos gratuitos ¡A qué estás esperando!

No te pierdas ninguna novedad. Obtén acceso exclusivo a contenido de calidad, descuentos especiales en nuestros cursos y eventos, así como información sobre las últimas tendencias en el ámbito de la salud.

¡Únete ahora a nuestra comunidad de aprendizaje en línea y conseguirás nuestro ebook totalmente gratuito sobre naturopatía y homeopatía! ¡No te lo pierdas!