Cuántos huevos se pueden comer a la semana

CUÁNTOS HUEVOS SE PUEDEN COMER A LA SEMANA

por | Mar 14, 2024 | 0 Comentarios

Esta es la pregunta del millón para muchas personas. A estas alturas de la historia es difícil saber cuántos huevos se pueden comer a la semana, más aún si se tienen en cuenta las opiniones de todos los tipos que existen al respecto.

No hace tanto tiempo, las personas incluían el huevo en sus dietas sin preocupaciones y disfrutaban del exquisito manjar. No se preguntaban cuántos huevos se pueden comer, sólo disfrutaban sin saber nada sobre los componentes nutricionales y sus beneficios o perjuicios para la salud.

Poco más tarde, este alimento se convertiría en una de las mayores maldades dietéticas por su elevado contenido en grasas saturadas y colesterol.

En la actualidad, crece una corriente de carnívoros que recomiendan comer huevos hasta casi reventar y publican imágenes de los huevos diarios que consumen.

¿A cuál de los dos extremos hacemos caso? En este artículo te vamos a explicar qué evidencia respalda al consumo de huevos, si son tan buenos o tan malos y te daremos nuestra opinión.


EL ORIGEN DEL MAL


A mediados del pasado siglo, el fisiólogo estadounidense Ancel Keys creó uno de los dogmas más duraderos de la ciencia de la nutrición. Nos referimos a la relación entre la ingesta de grasas saturadas+colesterol y las cifras de colesterol en sangre y la enfermedad cardiovascular.

El dogma se afianzó hasta nuestro días cuando Ancel Keys publicó en 1970 su célebre estudio de los siete países. Desde aquel momento el huevo y otros alimentos con alto contenido en colesterol se convirtieron en el satán dietético.

La popularidad de este delicioso y densamente nutritivo alimento cayó en picado. Su relación con la enfermedad cardiovascular se convirtió en un mito que se extendió por el mundo, hasta el punto de que las directrices alimentarias de los organismos sanitarios limitaron duramente el consumo de huevo.

Hasta hace bien poco, las personas intranquilas que preguntaban a su profesional de la salud cuántos huevos se pueden comer, recibían la misma respuesta: prácticamente ninguno.

La campaña mundial en contra del consumo de huevos fue tan intensa que pocos quedaron que no miraran al huevo con pavor. Caló incluso entre los apasionados de este alimento. Aunque se resistieron a dar credibilidad a las conclusiones científicas, no pudieron disfrutar del manjar sin una pizca de remordimiento.


NUEVAS EVIDENCIAS. LAS RECOMENDACIONES SE MODERAN


En la actualidad, el panorama ha cambiado un poco, solo un poco. Aquellas restrictivas recomendaciones se han suavizado como resultado de la evidencia científica acumulada. Esta evidencia, hay que decirlo, es contradictoria y poco concluyente.

Existen múltiples estudios que cuestionan la demonización del huevo. Afirman que no se ha encontrado asociación entre la ingesta de huevo y un mayor riesgo de enfermedades cardiovasculares, incluyendo la enfermedad coronaria y el accidente cerebrovascular.

Otros estudios, en cambio, siguen obteniendo resultados en favor del mito: el huevo es malísimo. 

No obstante, a pesar de estas contradicciones científicas, muy comunes en el ámbito de la nutrición, algunas guías alimentarias, como la española, recomiendan consumir hasta 5 huevos semanales e, incluso, afirman:

Un consumo de 3-5 huevos por semana puede ser razonable, ya que aunque podría consumirse huevo todos los días, es necesario incluir otros alimentos, especialmente pescados, legumbres y frutos secos, para que no quede ninguno desplazado de la dieta y poder conseguir un aporte satisfactorio de todos los nutrientes.


Fíjate que afirma que puede comerse huevo todos los días y la única razón por la que lo restringen a 3-5 unidades semanales es porque las personas deben incluir en sus dietas otros alimentos. Comer muchos huevos no deja hueco en el estómago y las tripas para otros alimentos saludables.

Pese a la diversidad de resultados y la reducida solidez de sus conclusiones, los estudios continúan.

En 2020 se publicaron dos importantes metaanálisis, pero con resultados contradictorios. ¡Cómo no! Te los resumimos a continuación.

Cuántos huevos se pueden comer por semana


HUEVOS Y COLESTEROL DEL MALO


Un equipo de investigadores de la Universidad de Taiwán publicó, en julio de 2020, un metaanálisis titulado «Asociación entre el consumo de huevos y la concentración de colesterol: una revisión sistemática y un metaanálisis de ensayos controlados aleatorios».

Este estudio trataba de desenmarañar la asociación entre el consumo de huevo, las concentraciones de LDL y HDL, y la relación entre ambas (LDL/HDL). Las conclusiones de los autores del estudio son:

Sobre la base de la evidencia disponible […] revela que una mayor cantidad de huevos consumidos por día pueden influir en el riesgo de enfermedades cardiovasculares mediante el aumento de LDL y la relación LDL/HDL. En particular, el elevado consumo de huevo a largo plazo puede conducir a una mayor relación LDL/HDL y LDL.

Estas conclusiones no son halagüeñas para quienes les encanta el huevo. Para nosotros, que no creemos que el colesterol sea tan dañino como lo pintan, no significaron mucho. Sobre el colesterol escribiremos en un futuro.

Este estudio no nos indicaba cuántos huevos se pueden comer a la semana ni al día ni de ninguna forma, aunque por sus resultados, suponemos que no nos permitirian disfrutar de muchos. 

Sin embargo, casi dos meses más tarde se publicó otro metaanálisis, cuyos resultados son diferentes y más alentadores.


HUEVOS Y RIESGO CARDIOVASCULAR


Investigadores europeos publicaron en agosto de 2020 un metaanálisis bajo el título «Consumo de huevos y riesgo cardiovascular: un metaanálisis dosis-respuesta de estudios de cohortes prospectivos». 

El estudio tenía como objetivo evaluar la relación entre el consumo de huevos y el riesgo de sufrir enfermedad cardiovascular, incluyendo la cardiopatía coronaria, la insuficiencia cardíaca y el accidente cerebrovascular.

Los autores observaron que hasta 4 huevos semanales se traducía en cierta reducción del riesgo de enfermedad coronaria. A partir de esa cantidad, se detectó un aumento del riesgo de insuficiencia cardíaca. En todo caso, concluyen que existe una gran disparidad de resultados en los estudios analizados:

No hay evidencia concluyente sobre el papel del huevo en el riesgo de enfermedad cardiovascular.

El resultado de este metaanálisis es más benévolo, pero sólo nos permite comer 4 huevos a la semana. Para nuestro gusto es una porción pequeña. Además, nos indica que existen grandes disparidades en las conclusiones de las investigaciones, lo cual es un alivio.


ENTONCES, ¿CUÁNTOS HUEVOS SE PUEDEN COMER A LA SEMANA?


En la ciencia de la dietética y la nutrición abundan las controversias y hay criterios para todos los gustos. Existen opiniones contrarias de un mismo alimento. Lo que era bueno ayer, ahora resulta perjudicial y mañana podría ser bueno otra vez. Los debates afectan a casi cada alimento: la carne, los lácteos, las legumbres, los cereales, el pan, etc. Y sobre el huevo existe un debate importante.

A nosotros nos encanta el huevo, preparado de cualquier forma, aunque hemos de reconocer que fritos nos entusiasman. Eso sí, con aceite de oliva virgen extra. No somos consumidores de docenas de huevos semanales, pero sí que entre 7 y 10 nos comemos.

Creemos que, en efecto, el huevo puede subir las cifras de colesterol en sangre, pero estas no son perjudiciales como nos han tratado de decir. Por ello, comemos con tranquilidad, sin remordimientos ni preocupación por la incertidumbre que se desprende de las conclusiones científicas. Este es el factor nutricional más importante, a saber, comer con tranquilidad, satisfacción, disfrutando de cada bocado con calma.

La ciencia no tiene nada claro que el huevo sea tan malo como lo pintaron hace unas décadas. Ni siquiera existe un pleno consenso sobre la malignidad del colesterol.

Por tanto, ¿cuántos huevos se pueden comer a la semana? En nuestra opinión, y dado que la ciencia no clarifica mucho el asunto, proponemos comer con tranquilidad hasta 7 huevos a la semana, tal y como sugieren las directrices alimentarias para la población española. No deberíamos abusar de este magnífico alimento y no porque sea perjudicial, sino para dejar hueco a otros que son también muy beneficiosos. No sólo de huevos vive el ser humano. 

En cualquier caso, si se sienta a la mesa pensando en que el temible colesterol del huevo y sus grasas saturadas podrían causarle problemas de salud, mejor apártelos y coma otro alimento.


REFERENCIAS CIENTÍFICAS


Consumo de huevo y la concentración de colesterol. 

Huevos y riesgo cardiovascular. 

Sobre Frank Pérez

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


¡ÚNETE A LA  COMUNIDAD!

Desbloquea un mundo de conocimientos y recursos gratuitos ¡A qué estás esperando!

No te pierdas ninguna novedad. Obtén acceso exclusivo a contenido de calidad, descuentos especiales en nuestros cursos y eventos, así como información sobre las últimas tendencias en el ámbito de la salud.

¡Únete ahora a nuestra comunidad de aprendizaje en línea y conseguirás nuestro ebook totalmente gratuito sobre naturopatía y homeopatía! ¡No te lo pierdas!