Comer por la noche engorda

COMER ANTES DE ACOSTARSE ENGORDA

por | Dic 15, 2023 | 0 Comentarios

Si eres de los que disfrutan de una cena tardía antes de sumergirte en los brazos de Morfeo, ten cuidado, porque podrías ganar peso y exponerte a sufrir diabetes mientras sueñas. Comer antes de acostarse engorda, eso es al menos lo que sugiere un estudio publicado en 2020 en la prestigiosa revista Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism y titulado “Efectos metabólicos de cenar tarde en voluntarios sanos: ensayo clínico cruzado aleatorizado”.

Según el grupo de investigadores, liderado por Jonathan Jun, profesor asociado de medicina en la Universidad Johns Hopkins en Baltimore, estas consecuencias de comer antes de acostarse podrían deberse a que el metabolismo se ralentiza durante la noche, lo que aumenta el azúcar en la sangre y otras sustancias químicas que contribuyen al aumento de peso y a la diabetes tipo 2.

El Dr. Jun afirma: “No se trata sólo de lo que se come, sino también de cuándo se come. Es posible que consumas la misma cantidad de calorías en un período de 24 horas, pero tu cuerpo procesará esas calorías de manera diferente dependiendo de la hora a la que las ingieras”.

En nuestra opinión tiene sentido que comer cerca de la hora de acostarse altere el metabolismo de la glucosa y las grasas, porque estás durmiendo y no estás físicamente activo. Además, el sueño tiene sus propios procesos que involucran mecanismos celulares y moleculares para ayudar al cuerpo a mantenerse saludable. Pero veamos cómo los investigadores llegaron a sus conclusiones.


¿CÓMO LLEGARON A LA CONCLUSIÓN DE QUE COMER DE NOCHE ENGORDA?


Para averiguar si realmente comer antes de acostarse engorda, los investigadores pidieron a 20 voluntarios sanos que cenaran a las 18:00 horas o a las 22:00 horas. Todos se acostaban a las 23:00 h y se levantaban a las 7:00 h. Antes del estudio, los participantes llevaban rastreadores de actividad. Durante el estudio, se tomaron muestras de sangre cada hora y se realizaron estudios del sueño. A los voluntarios también se les realizaron escaneos de grasa corporal y se les proporcionaron alimentos que contenían compuestos que permitieron a los investigadores rastrear la quema de grasa.

El resultado fue revelador: los que cenaban tarde tenían niveles más altos de azúcar en la sangre y quemaban menos grasa. En promedio, su nivel máximo de azúcar en la sangre después de una cena tardía fue aproximadamente un 18% más alto, y la cantidad de grasa quemada alrededor de un 10% menor, en comparación con comer más temprano.

Estos efectos podrían ser incluso mayores en las personas obesas o con diabetes. Sin embargo, aún no está claro si es el intervalo entre la hora de comer y la hora de acostarse lo que explica la diferencia. Es decir, debe resolverse la siguiente pregunta, ¿es biológicamente lo mismo cenar a las 22:00 h y retirarse a las 3:00 h., que cenar a las 18:00 h y acostarse a las 23:00 h?

Además, los efectos de comer y dormir podrían variar para cada persona según su metabolismo personal o su reloj biológico. El Dr, Jun afirma: “En lugar de obsesionarse con la hora que llega tarde o la hora que hay en el reloj para empezar o dejar de comer, debemos reconocer que depende mucho del individuo”.


REFERENCIAS CIENTÍFICAS

Jun, J.C., Gu, C., Brereton. N., et Al. (2020). Metabolic Effects of Late Dinner in Healthy Volunteers—A Randomized Crossover Clinical Trial. [Aquí].

Sobre Frank Pérez

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


¡ÚNETE A LA  COMUNIDAD!

Desbloquea un mundo de conocimientos y recursos gratuitos ¡A qué estás esperando!

No te pierdas ninguna novedad. Obtén acceso exclusivo a contenido de calidad, descuentos especiales en nuestros cursos y eventos, así como información sobre las últimas tendencias en el ámbito de la salud.

¡Únete ahora a nuestra comunidad de aprendizaje en línea y conseguirás nuestro ebook totalmente gratuito sobre naturopatía y homeopatía! ¡No te lo pierdas!